Jugar y aprender matemáticas no es incompatible.

¿Quién dijo que las mates son aburridas? En nuestra aula de 3 EP  y como tarea final de la unidad han realizado mate-juegos interesantísimos.

Como todos sabemos, el juego es un recurso motivador y necesario para que los niños aprendan sin apenas darse cuenta. En La Salle lo tenemos claro y en 3º nos lo han demostrado, basando parte de las sesiones en gamificar y enseñar a través del mismo,  mediante la utilización de las TACs, diseñando juegos en los que el alumno crea, manipula y aprende a la vez .

En esta ocasión, la tarea final se ha centrado en la elaboración y adaptación de  juegos de mesa tradicionales como el dominó, el bingo o el ajedrez, todos con un objetivo didáctico: practicar las multiplicaciones. De este modo, los niños han conocido las normas básicas de estos juegos y les ha servido para repasar y recordar contenidos relacionados con las multiplicaciones.

Las familias jugaron en el aula junto a los alumnos.

En el proceso de aprendizaje de nuestros alumnos, el contacto y la implicación de las familias es imprescindible para un adecuado desarrollo de los niños. Por este motivo este taller de matemáticas ha contado la colaboración de los padres y madres de 3°EP que sin duda, fue gratificante y divertido.

Aquí mostramos un breve reportaje gráfico de la sesión.

  1. Bingo de las tabla. Basado en el tradicional bingo han creado “cartones” y diseñado unas curiosas bolas que han servido para jugar.
  2. Memory de las tabla. Es divertidísimo y muy sencillo de elaborar. 
  3. Dominó. El clásico juego del dominó adaptado a nuestra aula. ¡¡Genial idea!! 
  4. Puzzle de las propiedades.  Operaciones y resultados se tenían que unir. Muchas operaciones han realizado para averiguar el resultado. 
  5. El ajedrez de las multiplicaciones. Muy sencillo y divertido de elaborar. ¡¡Que bien lo han hecho todos!! 
  6. Enrosca las tablas. Los niños enroscaban los resultados de las tablas.