El Ayuntamiento de l’Alcora otorgó, ayer viernes día 25 de noviembre, los premios al rendimiento académico del curso 2016-2017.

Los alumnos Enric Salvador, que cursa en la actualidad 1 º de ESO y María Gimeno, que en la actualidad cursa 1º de bachiller, recibieron el premio de manos del alcalde Samuel Falomir.

La Salle l’Alcora manifiesta su alegría y quiere compartirla con toda la comunidad educativa. Nuestro compromiso con la educación nos hace esforzarnos en la formación continua del profesorado, en la actualización de metodologías y en la búsqueda de experiencias significativas que motiven e inviten al alumno en el deseo de aprender, en pro de una curiosidad intelectual comprometida al servicio de la sociedad. La apuesta por ECABP (Estructura Cooperativa de Aprendizaje Basada en Proyectos)  y las nuevas tecnologías como herramienta para alcanzar el aprendizaje, denota nuestro compromiso.

Tanto Enric como María han conseguido superar excelentemente los contenidos exigidos en la normativa legal; también aprender las habilidades y las actitudes que desde guardería a 4º de ESO se programan y trabajan para conseguir que nuestros alumnos sean comprometidos con nuestro carácter propio y por ende con la sociedad, alumnos autónomos, críticos de pensamiento, creativos, tolerantes y respetuosos con la diversidad cultural, competentes, eficientes y resolutivos ante la adversidad, plurilingües y reslientes.

En La Salle sabemos que esta tarea no es fácil y que requiere un compromiso muy grande y estrecha relación con las familias para poder educar. Los aspectos externos que rodean el ambiente educativo compartido entre familia-escuela, no siempre ponen fácil nuestra misión de educar; sin embargo, gracias al trabajo en Red de los centros La Salle, nuestros centros, por pequeños que sean, tienen la misma formación institucional, los mismos protocolos de actuación y se cubren las mismas necesidades educativas desde la formación del profesorado, la creación, actualización y reflexión de los Programas La Salle (PLS, ECABP, HARA, Lectura Eficaz…)

Perseguimos la excelencia y la calidad, sobre todo la humana, la espiritual, aquella capaz de buscar, encontrar, dar y recibir amor a los demás. San Juan Bautista de La Salle, nuestro fundador, aspiraba a que en sus primeros colegios se transfiriera sabiduría, es decir, la puesta en práctica de aquello aprendido (contenidos, habilidades y actitudes). Enric Salvador y María Gimeno, son en este caso, ejemplos de ese éxito y esa calidad.