Realizando la RCP

El desfibrilador instalado

Prácticas con un muñeco niño

Usando el desfibrilador con un muñeco adulto

El desfibrilador instalado en el Hall del edificio principal

Realizando el boca a boca

Profesores asistentes al curso

Como reanimar a un bebé

Curso teórico

El desfibrilador instalado

La Salle l’Alcora ya cuenta con un desfibrilador de última generación para su uso en caso de emergencia.

El refrán de «mens sans in corpore sano» hace referencia al equilibrio entre espíritu y físico, entre alma-intelecto y cuerpo. En La Salle nos ocupamos y preocupamos por ese equilibrio, siendo nuestro proyecto educativo testimonio fehaciente del mismo.

En lo referente a la salud la prevención siempre es el mejor remedio. Además de las asignaturas o materias que directamente pueden afectar a la educación de la salud, en otras muchas materias y ámbitos educativos trabajamos de forma transversales este aspecto tan necesario para poder vivir bien, tanto en proyectos internos del centro, como el de la fruta que se realizó el curso pasado como en otros procedentes de otras administraciones públicas.

En esta cuestión La Salle l’Alcora, con el fin de dar una respuesta inmediata ante un caso cardíaco de urgencia, ha instalado un desfibrilador de última generación, así como parte del claustro ha recibido formación en RCP (Respiración Cardio Pulmonar) para adultos, niños y bebés.

El desfibrililador instalado es capaz de apreciar, por la colocación de los parches, si el asistido es adulto, niño o bebé y hacer las descargas según estos estados de forma automática y analizando las constantes cada dos minutos. En casos de tal emergencia, el tiempo es oro.

«Dechoquer» para atragantamientos.

Junto a este desfibrilador, La Salle ha adquirido un «dechoquer», instrumento que sirve para extraer cualquier objeto o resto que obstruya las vías respiratorias superiores, evitando de esta manera el ahogamiento por atragantamiento.

Durante el curso, los profesores asistentes, además de aprender a realizar la RCP, han aprendido a usar el desfibrilador y el «dechoker», demostrando lo aprendido, tanto en una prueba escrita como en las prácticas con tres muñecos.

Esperamos no tener que usarlos nunca, sin embargo, tenemos la tranquilidad de disponer de ellos en el centro para bien de cualquier persona que lo necesite.